19 de junio de 2013

No hay almuerzo gratis

Salud, dinero y amor... los tres deseos. No hay forma de conseguirlos mágicamente así que: come bien y haz ejercicio; trabaja dando lo mejor que puedes, ahorra y por último: se tolerante, admira y ama (esta acción al final es un verbo, una decisión y también requiere empeño). No se regalan sino se merecen las cosas. 

14 de junio de 2013

Ayer soñé que podía y hoy puedo....

"No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre." le enseñó Whitman a Cabral y este escribió Ayer soñé que podía y hoy puedo. Se los recomiendo...



Los adultos creemos que ser adulto es dejar de soñar y vivir lo que nos toca vivir. Somos artífices de nuestra propia vida y si no soñamos no viviremos con la felicidad que merecemos. (Pintura de Esao Andrews)

13 de junio de 2013

El autoengaño social

Cuanta gente nos miente, nos sonríe y parece inaudito que se quieran desvivir por tener nuestro agrado cuando en realidad no nos quieren. El sentido no lo entiendo. Comprendo el respeto mutuo, que las diferencias no afecten la convivencia social óptima para una oficina, para un área común, pero de ahí a pretender simpatía me da pena. Antes era asco, quizá más joven dejaba la sensación en la boca, pero hoy ya saboreada y meditada, la pena es lo único que queda.


Al final quien miente es quien pierde. Renuncia a la libertad, la honestidad y vive en falsedad, que peor castigo. Y uno, si no es pernicioso o curioso ni se da cuenta. Yo trato de tener personas honestas a mi alrededor, conste trato, espero que no haya algún inseguro que me este mintiendo. Tan rico es que te digan si cometes errores, que se enojen y reclamen si dices algo que no les parece, tan rico tener amigos valientes. Todos diferentes pero viviendo en tolerancia, conviviendo a sabiendas de que somos individuos y no pensamos ni actuamos siempre de la misma forma. Eso me encanta... la seguridad de una persona que se conoce.

Les dejo una frase de Facundo para meditar:  "Por el mundo caminando, he podido comprobar que el que fácilmente halaga, fácilmente insultará". Y un pedazito de proverbios que siempre es bueno para el corazón...

"El que corrige al burlón se gana que lo insulten; el que reprende al malvado se gana su desprecio.8 No reprendas al insolente, no sea que acabe por odiarte; reprende al sabio, y te amará. Instruye al sabio, y se hará más sabio;enseña al justo, y aumentará su saber"

3 de junio de 2012

La morada


Quería compartirles algo que escribí cuando bajaba de peso...

El peso se va, los kilos perecen, la grasa desaloja mi cuerpo, pero sigo siendo una mujer gorda, de ideas, de corazón, de entendimiento…
Sigo envidiando positivamente a los cuerpos mejores que el mío sin criticar al resto como lo hace una buena gorda. Sigo viendo a las mujeres a los ojos sin tratar de reducir su autoestima con la mirada, como lo hace la mujer de mente flaca. Sigo adorando los chicos por su esencia, valorando sus atributos físicos pero amándolos por sus cualidades morales y sus personalidades cálidas. Sigo gorda, y espero nunca enfermarme y dejar de serlo. Quiero, por mi salud, ser físicamente delgada pero espero que esto no afecte la sensibilidad que una mujer tan gorda como yo tiene.
Ser gorda es un privilegio, nos deja ver quienes nos aman realmente por lo que somos y no por lo que se ve. Quienes nos desprecian porque aborrecen nuestra personalidad, y quienes, pese a ser extraños, lo hacen porque simplemente nos vemos de una forma que les molesta.
Espero que me sigan viendo así, gorda; que no crean que se encoje mi alma con cada kilo, porque si fuera así, me encontrarían mañana en coma diabético intentando regresar a mi peso. ¡No! no caeré en la estupidez de odiar sin razón alguna al desconocido, de burlarme, de ennegrecer mi corazón con vanidad. Y sea cual sea el futuro de mi apariencia, seré gorda siempre. Dios me ayudará a que pase, y con esa ayuda nunca llegaré a fallar…  

Qué bueno es escribir estas cosas, porque como cambia uno aveces olvida. Es tan fácil caer en la superficialidad. Tan cómodo dejar de reconocer a quienes nos quieren solo por como nos vemos, y hacerlos partes de nuestra nueva vida. Es demasiado fácil, pero no lo más sabio. Sabio es saber que la apariencia viene y va, y que nosotros debemos construirnos desde adentro hacia afuera. 

Muchos se conforman con tener edificaciones magnificas, pero vacías, o peor... llenas de basura por dentro. Mientras que otros viven en casas humildes que guardan los más preciados tesoros de la vida. No puede pretender ser perfecta, ni tener la mejor estructura con el alma más pura. Pero sí, esta en nosotros intentarlo. Ser lo mejor que podamos ser, para cuando llegue el día de las cuentas, a nadie le de vergüenza mostrar su morada. 

Un abrazo.

2 de junio de 2012

Volví



No hay dolor que dure mil años, ni cuerpo que lo resista dice el dicho… Ya no me duele, ya escribir volvió a ser placentero otra vez. Antes mis palabras estaban teñidas de decepción, impotencia, las frases  se tejían pero se anudaban silenciosamente a mi pasado.  Me dolía no poder demostrar que era un ser humano y no solo dolor.  

También tenia una meta, no escribir hasta bajar de peso. Estaba en 96 kilos y me sentía fatal. Deje de escribir en abril y empece dieta, ejercicio y regrese a la vida saludable... Ya estoy casi en mi peso ideal, pero aun falta....



Luego cuento como todo paso.... 

Hoy, me siento bien. Tan bien que reactive mi blog. Me asusta porque me compromete pero es un compromiso bienvenido. A partir de hoy escribiré. La periodicidad será semanal, pero bueno, puede que me entusiasme y la haga diaria.

Espero que me acompañen… Y que podamos desenmarañar las ideas que atormentan mi cerebro y el de ustedes… Un abrazo.  



28 de abril de 2011

"Uno voló hacia el este, uno voló hacia el oeste, y uno voló sobre el nido del cuco"

Escogemos nuestro destino, y lo escogen por nosotros. ¿Quién gana? El mundo o nosotros. Nadie sabe, solo quien guarda el secreto. El tiempo. Solo él que es tan fuerte que sobrevive a la vida, y logra ver sin flaquear cómo nos perdemos o nos encontramos navegando en el mar de la experiencia, la expectativa y la realidad.

Uno de mis poemas favoritos es El Remordimiento de Jorge Luis Borges, lo comparto. Desde que lo leí se convirtió en mi miedo, en lo que nunca quiero llegar a hacer.

El Remordimiento

He cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer. No he sido feliz. Que los glaciares del olvido me arrastren y me pierdan, despiadados.
Mis padres me engendraron para el juego arriesgado y hermoso de la vida, para la tierra, el agua, el aire, el fuego. Los defraudé. No fui feliz. Cumplida no fue su joven voluntad. Mi mente se aplicó a las simétricas porfías del arte, que entreteje naderías.

Me legaron valor. No fui valiente. No me abandona. Siempre está a mi lado la sombra de haber sido un desdichado.
Jorge Luis Borges

No quiero ser presa de lo que debo ser, no quiero que me limite el tiempo, ni que me reclamen las ganas, ni que me odie algun día por no haber hecho las cosas que quise hacer.

Quiero que me castigue la vida por mi irreverencia, que me odie el mundo si con eso logro que me suelte y me deje ser, quiero reirme de las tristezas y amar sin contratos ni ataduras que limiten mi entendimiento.

Quiero morir y que digan que viví. Que fui quien quise ser, que la sociedad no doblegó mi naturaleza: salvaje, loca, distinta...

Espero que no me entierren, quiero volar como el polvo que se posa sobre mis libros y existe en el aire que acompaña al tiempo. Quiero ser valiente para vivir a la altura de mis pensamientos, y probar la libertad sin el miedo al que dirán.

Quiero ser feliz, o por lo menos intentarlo. Volar sobre el nido del cuco, aunque pague con cordura este infame deseo.

27 de marzo de 2011

A todos nos toca el 8

No soy una girly girl, nunca lo he sido. Tampoco fanática de las aficiones masculinas, no soy un estereotipo. Pero si algo tengo es que nunca he sido bienvenida en el circulo de chicas. Esmaltes, chicos, zapatos, ropa, todo eso me encanta, pero hablar de ello todo el tiempo, no; nunca me ha interesado ni nunca me interesará. Ya tengo mi personalidad bien definida y mis gustos y amigos también.

Los amigos de una girly girl suelen ser futuros novios, casi nadie cree en la amistad entre hombres y mujeres. Siempre hay tensión sexual dicen, no es mi caso. Yo he tenido, tengo y tendré una variedad de amigos hombres con los que no quiero nada, y estoy segura que ellos tampoco querrán nada conmigo, porque yo si todo la amistad en serio.

Tener un 90% de amigos hombres tiene sus ventajas y desventajas, ventaja, conozco a mis chicos, se como piensan. La mayoría del tiempo piensan sencillo y actúan complicado. Las mujeres somos al revés (tema de otro post).... Y bueno, la desventaja, es que sus mujeres me ven como una traidora del género. Pero no. No me considero así, pero la verdad es que un gran porcentaje vive como si el mundo fuera una gran novela mexicana con villanos, amores fatales y grandes perros y yo no... yo vivo mi vida como una gran comedia negra. Tan divertidamente fatal a veces que solo reír queda. Ni modo, las novelas y las comedias usualmente pese a ser parecidas no se llevan.

Lo bueno de tener tantos amigos, es que me dejan observarlos. Son sujetos de mi profundo y cotidiano análisis de género. De algo tienen que servir. Y últimamente, a diferencia de lo que usualmente pasa, cuando la que sufre soy yo, ellos están sufriendo. Me da mucho gracia. Comedia negra, recuerden. Sufren por algo que en mi mente es tan sencillo que parece hasta ridículo. Sufren porque no saben hacer lo que dicen querer. Pongan atención a la frase, sí saben decir lo que quieren de sus chicas, pero no saben como llevarlo a cabo, se complican.

Este es el problema, no crean que todo hombre y mujer se debe sentir aludido, es solo un caso. Así que cuidado con ofenderse.

Hay mujeres que cuando quieren a un chico, utilizan señales, hablan de relaciones, de amor, de estar juntos, de exclusividad, de matrimonio, de hijos, de retiro y muerte. En cambio, hay hombres que quieren a esas mujeres, pero optan por un acercamiento menos serio, más libertino más casualón. Pero bueno, como siempre, deben entrar como cualquiera, sometidos al mismo escrutinio de cualquier visitante. Tienen que estar abiertos a intentar digerir los conceptos de "relaciones" "amor" "hijos"... y todos los mencionados anteriormente, aunque, y conste que digo aunque, no quieran nada de ello. Porque si no una mujer no les dejará entrar al castillo de sus ilusiones.

Pero bueno, llega el dilema. Tenemos a la mujer ilusionada y al hombre satisfecho, que desde un principio quería algo sencillo pero su accionar le mostró a su pareja lo contrario. Qué complicados chicos ¿no? Y más complicadas esas mujeres que al ver al hombre torcer sus ojos con palabras tan simples como exclusividad, tendemos a ignorar las mismas señales que tanto usamos y luego tratamos a nuestros chicos de insensibles y malvados. Peor, cuando sabemos que ellos hablan y son sinceros al decir: no quiero nada serio, y aun así creemos poder cambiarlos y volverlos los príncipes de cuento que nunca han sido, ni quieren ser.

Nota: Si la mujer hablara como actúa y el hombre actuara como habla, ¿sería mejor? Mmmm, no. Creo que sería igual, solo que los chicos serían los mártires y las mujeres las zorras.

Creemos que tenemos todo solucionado pero no. El hombre que cree poder obtener lo que la mujer posee, cariño, sexo y compañía; todo sin ataduras, se equivoca metiéndose con mujeres que creen convertir a lobos en corderos y vivir un cuento.

Están mal juntados, mal hechos el uno para el otro. El hombre advierte que no quiere nada serio pero se comporta como si quisiera, y la mujer no oye lo que él dice porque actúa como si la amara.

Como chica creo que la mujer espera el día que le digan: ese mae era un perro y desde que anda con ud, vieras como ha cambiado. Lo espera con ansias para acostarse a soñar con el día de boda, con su mundo de ilusión, y... ¡no es malo! A todos nos toca el 8 pero lo malo es, que mayoría del tiempo no lo son... no son nuestro tipo y estamos tan ensimismados y distraídos entre lo que decimos y lo que hacemos que no logramos comprendernos.


11 de marzo de 2011

Quién

Esta soy yo, quien ha comentado pocos blogs, quien ha estado demasiado ensimismada para poder ser funcional. He pensado mucho estos días y llegue a la conclusión que quiero todo lo que la vida me ofrece. Quiero un hombre a mi lado, que piense aunque sea la mitad de lo que pienso de mí. Quiero niños, quiero pagar la mitad de una hipoteca que me entrega una casa maravillosa donde vivir. Quiero hacerle el amor a mi esposo y que nada se interponga entre él y esta persona que escribe desde del fondo de su corazón. Quiero todo y nada a la vezNo quiero un amor de temporada, que me toque y satisfaga mis deseos más primitivos sin preguntarse ni en lo más mínimo de mis anhelos futuros. Yo quiero un hombre de verdad, que piense en nuestros hijos, que piense en el futuro y que no aborte mis expectativas antes de nacer. ¿Mucho pedir? Será?

Me mata el no encontarlo, el no poder amarlo como solo él se merece y pensar que si el maldito destino lo quiere, nunca lo llegaré a conocer… Me mata, me carcome por dentro pero la vida es así. Llena de finales felices y de tragedias terribles que acaben con sus protagonistas. Yo no quiero ser Austen, menos quiero ser Alfonsina…. Pero que destino me espera si el amor de mi vida se pierde y no llega a entrarme. Que fuerza encuentro que me permita seguir viviendo.

11 de febrero de 2011

Ehhh, no.

Cuando estaba a punto de decirle, de preguntarle si hacia falta que le dijera que me moría por tener algo con él, todo se derrumbo, dentro de mi. Dentro de mi...

Bueno, con esa fusión musical de Vicentico con Emmanuel podrán entender que no resultó. Hablarle no fue lo ideal. Casi nunca lo es, siempre que me gusta un chico, magicamente me deja de gustar cuando lo oigo hablar. Es que... ¡es impresionante la cantidad de pensamientos de calidad que se escapan de algunas mentes humanas!

Me imagino que han oido a alguen decir: esa persona tiene problemas. Pues bueno, si no, me hubieran oido a mi decirlo porque él los tiene, y graves. No quiero ser mala, es muy buena gente, pero el "buena gente" como todos lo sabrán es la frase de sentencia para "nunca quiero nada con ese moped jamás". Pues así me pasó, luego de ensayar mi sonrisa seductora, de plancharme el pelo y pintarme, estaba decidida a hacerle saber cuanto me gustaba, aunque fuese con gestos comunes.

Peeeeroooo, al oír hablar a esa criatura quise haberme licenciado en psicología en lugar de en comunicación para ver que le pasaba. Cosita. Fue terrible, yo soy un dolor para que me guste alguien y me pasa esto. Fue como llegar a comprar la ultima lata de fresco del super en un día caluroso, muy caluroso, y que al revisarla, la fecha de caducidad hubiese sido del 2000. Porque bueno, quizá si el fresco está un poco pasado pero aun cuestionable, me lo tomo. Todo por aquello que me deshidrate. Pero noms.... con este fecha si me lo tomo, me indigesto. Aunque la lata podría ser coleccionable, ta bonita, vieran.

Ni modo, a seguir esperando. No han peor lucha que la que no se hace, ¿no?

30 de enero de 2011

¡Qué difícil es enamorar!

Odio que me guste un chico. Odio no conocerlo, odio tener que arreglarme para él, tener que darle pistas para que sepa que me encanta. Odio, odio, odio que sea mujer y que por ende… debido a las circunstancias actuales de reivindicación, tenga que conquistar su corazón, ayudándole a conquistar el mío. Me mata.

No soporto las técnicas de guerra, como dirían mis amigos. Las miradas seductoras, los roces accidentales, la ropa provocativa. Y lo peor, lo que más me molesta, es que me guste un chico poco instruido en estas señales infames que no logro dominar.

Soy una chica sin tacones, que no sabe delinearse los ojos… Que usa las sombras con los dedos y que prefiere comprar Muy Interesante que la Cosmopolitan. Soy de las que aman en secreto y tienen, como infantes, príncipes azules inalcanzables.

¿Tons? Cómo me convierto en un epitome de mujer fabricada por el mundo actual, esa es mi tarea titánica que se complica cuando mi chico no capta las señales leves de movimiento. No se sacudir su mundo, he visto terremotos pero yo no soy de uno de ellos.

Y porque me someto a esta tarea de conquistar para que me conquisten… Sinceramente, no lo sé, hay estándares y reglas sociales que cumplir pero poco me importan. Quisiera liberar mis miedos y decirle que me encanta. Bu, sobretodo… Eso no va a pasar. Ni en mil años. Tengo por eso, que acoplarme y comportarme como una chica enamorada, con sonrisas abundantes, mejillas rojas, y besos en la mejilla irresistibles. Mal, porque como se habran dado cuenta soy en Grynch de la conquista.

El amor me encanta, delicioso y divertido pero la conquista, todo ese protocolo… YIACH!!!! Estoy a punto de rendirme, porque la verdad, en el amor… soy buena haciendo amigos. Que les puedo decir, prefiero dar una palmada en la espalda que apretar suavemente el brazo cuando saludo. ¡¡¡Grynch!!!!

wibiya widget