22 de agosto de 2018

Para él...

Quiero preguntarte algo que me está comiendo por dentro... ¿De dónde saliste?
¿Dónde estuviste cuando me robaron mis sueños? Sueños que hoy regresan a mi
con cada palabra que pronuncias, con cada sonrisa que te provoco y cada beso
que te he robado en mis sueños.

Tan cerca, nos tuvimos, y no vimos. Quizá... Quizá en el supermercado, quizá en la playa,
o quizá me pasaste alguna vez en la autopista. ¿Y si nuestros ojos se vieron antes?
Perdidos sin saber que compartiamos pasiones, secretos, risas que se dibujarían poco a poco
en el ahora.

¿Donde estuve yo sin tí? Perdida mientras alguien bebía contigo la vida. Perdida
con un vacío que sólo tu podías llenar y te creía inexistente. Eres como el ingrediente
secreto para que mi esquiba alma salga de mi pecho con el único propósito de
bañarte por completo cual si fuera luz de luna.

Me preocupa, no tengo suficiente tiempo para consumir tus dádivas, explorar tus sueños,
robarte un poco de vida a cambio de la mía. Y aun así agradezco que nuestros caminos se
cruzaran para fundir nuestros pensamientos, nuestras vidas, para verte brillar en mí y
yo en tí. ¿Dónde estabas amor?

wibiya widget