3 de junio de 2010

Quienes debemos ser...

Respiramos hondo, alzamos esa mirada inquisidora y nerviosa que yace en nuestras piernas y comprendemos -en ese momento- que es nuestro deber actuar. Somos adultos, nadie nos obliga, nadie más que una conciencia colectiva que acciona nuestros impulsos, y nos somete a las convicciones que tanto nos han costado crear para sobrevivir en este mundo. Es ahí cuando el espíritu se levanta, y llegan dos opciones que penetran nuestros pensamientos: son el yo y el nosotros que emergen para pelear quien será esta vez él que gane la batalla interna que estamos teniendo.

Podemos seguir al "yo" y obviar que existen los demás y casarnos con la idea egoísta de "velar solamente por nuestros propios intereses". O... reaccionar y responder al estímulo de una conciencia hirviente, social, justa, equitativa, solidaria. Tomar la idea sociacéntrica de que el ser humano debe construir sus redes sociales desde adentro. Alimentándolas haciendo lo que todo el mundo debería hacer. Siendo modelos de nuestras propias ideas y baluartes de nuestros pilares sociales. Abogando por un mundo más justo, bueno, ecológico, y solidario desde nuestro propio accionar. El poder si está en nosotros. Nosotros somos seres sociales, y compartimos una conciencia colectiva que clama por el bienestar común, no el individual. Sin sociedad no somos nada, ni nadies. Por qué darle la espalda a nuestras causas cuando podemos ser ejemplos vivientes y motivar a otro a serlo también. No digo que seamos perfectos. No podremos nunca, pero sí hacer el esfuerzo de dejar de pensar tanto en el "yo" y pensar más en el "nosotros". Estamos enganchados en nuestras sociedades y la historia nos venido mostrando que la individualización egoista solo trae desigualdad y acarrea falta de oportunidades. Somos diferentes es cierto, y tenemos derecho a serlo, pero tenemos más similitudes por las que abogar para crecer como humanidad.

Sí compartimos conocimientos, causas y preocupaciones podremos tener energía para crecer juntos. Si mostramos conciencia ambiental y social, nuestro mundo ira cambiando porque nosotros mismos estaremos fomentando ese cambio con nuestros ejemplos. No es idealista. Es una realidad, así como la delincuencia en las escuelas y colegios se pega, así las buenas costumbres se pegan también. Así que propónganselo. Defiendan una de sus causas, hasta que ya no sea "su" causa, sino sea "nuestra" y les aseguro que dejará de ser una causa para convertirse en un valor o en una realidad. Refinemos nuestra almas, dejando la idea individualista -del egoísmo exacerbado- que reina en nuestra actualidad. Seamos sociacéntricos y convirtámonos en los individuos que todos queremos ser.

Saludos. :=)

9 comentarios:

andrés dijo...

Excelente Joha, excelente. Yo tambien creo que el ser humano es egoista por naturaleza y de ahi que su prioridad sea el yo - y tal vez siempre lo sea pero el nsotros debe estar casi en el mismo nivel.

La relacion entre el yo y el nosotros es muy cercana y para que yo pueda estar mejor necesito hacer ciertos cambios en el nosotros, necesito colaborar y hasta dirigir esos cambios si nadie mas lo esta haciendo. Ser ejemplo en vez de protesta y esperar que otros sigan el ejemplo.

Pero mucha gente cree que para ester mejor yo es a travez de joder a nosotros...

Alvaro dijo...

Creo que los seres humanos tenemos derecho de ser primero seres individuales, sin llegar al egoísmo del YO, para poder ser seres sociales y trabajar juntos. Si se me permite ser individualmente libre estoy anuente a trabajar colectivamente.

Cada persona puede ser el inicio de un movimiento colectivo en la sociedad, ya sea para bien o para mal y lo ideal es que sea para bien. Pero tampoco podemos eliminar el hecho de que los seres humanos tenemos derecho a la individualidad, ya que no es bueno que nuestras vidas y decisiones dependan de la colectividad. Debe manejarse un equilibrio.

Saludos,

Joha dijo...

Andrés. Si ese nosotros es el q se ha perdido. Y el hecho de ser ejemplos de nuestros propias causas que al final son sociales me parece una idea muy viable. Pero como dices, actualmente se maneja que hay que joder a los otros para que yo pueda surgir. Nada más terrible y contraproducente. :) Gracias por visitar. :=)

Alvaro. No lo tomes como un ataque a la individualidad, jamás podremos ser iguales todos. Eso no esta en juego. Lo que si lo esta, es el egoísmo que trae la individualidad, el creer que el mundo gira al rededor de nosotros.

Si trabajamos como sociedad, acoplando nuestras propias ideas y diferencias para un bien común, podremos hacer que todos estemos mejor. No es anuencia, es sentido común, debemos trabajar en conjunto, no es optativo si queremos que sea beneficioso, todos nos regimos por reglas sociales y necesitamos compañía.

Por ende, debemos hacer que nuestra compañía, nuestra sociedad, esté bien si nosotros queremos estarlo.

La falta de equilibrio está cuando se quiere proteger un "yo" que no puede ser atacado a menos que nos logren vaciar la mente. De nuevo, es el nosotros el tema de este post, y es muy importante sentirnos completos individualmente para poder asumir una actitud sociacéntrica. Aunque haya gente que no quiera y mantenga la posición egocéntrica, si la mayoría cambia, el mundo cambia.

Nadie puede quitarte tu "yo", tu individualidad, pero ese "yo" no vale nada si no hay un "nosotros", si no hay sociedad -amigos, compañeros, personas- con las cuales interactuar como individuo.

Saludos.

Segismundo dijo...

estoy de acuerdo en vivir desde el nosotros, pero sin olvidar que somos yo. Porque si olvidamos nuestra individualidad corremos el riesgo que alguien se aproveche de eso para dominarnos. Soy un defensor de las libertades y derechos individuales, pues desde allí se construye la sociedad, pensar que el grupo básico de la sociedad es la familia o algún otro grupo, lleva al riesgo de tener políticas conservadores, o políticas que se olviden que están deliberando a personas que son distintas, y que comparten el hecho de ser personas y que todos debemos tener las mismas posibilidades de desarrollarnos en la vida.
No hay que hacer de este yo un ser egoísta. Me molesta cuando me dicen que soy egoista por querer el individualismo. Se puede ser solidario, pensar en el otro desde la individualidad. Pues en la medida que al otro le va bien, a mi también me puede ir bien. La pregunta: y si al otro le va bien a riesgo que a mi me vaya mal? Allí el Estado es el que tiene que intervenir para corregir las desigualdades que pueden ocurrir.
Soy un convencido del individualismo, pero también creo mucho en la acción de Estado como agente redistribuidor de riquezas y capacidades.

saludos

Joha dijo...

Pablo, igual que Alvaro. Nadie ataca el individualismo, más bien es el más defendido de todas las posiciones. Te vas al ambito politico, yo no, yo hablo del ambito social. De acciones pequeñas construidas desde el yo para una colectividad, es muy diferente a lo que entendiste. Como le dije a Alvaro, nadie puede borrar nuestra individualidad, es una locura, pero si es necesario que entendamos que vivir en sociedad require que no seamos egoistas y nos preocupemos por causas sociales, por los demás. Que ayudemos y que seamos utiles para nuestro mundo, no seres que como se muestran, se defienden de un punto que ni siquiera está atacandolos. La suma de individuos hace la sociedad, somos diferentes y hasta lo puse en negrita por si no agarraban. Pero ese no es el tema del post. Cada uno puede vanagloriarse en su individualismo a placer, nadie se los quita, pero para cambiar el mundo se requiere pensar como sociedad, en conjunto, preocupandome por los demás, así como me preocupo por mi mismo. Me parece que los comentarios demuestran una vez más, que pensar en conjunto, en el nosotros, para muchos les es imposible.

Segismundo dijo...

velar como sociedad puede hacerse perfectamente desde nuestros intereses, sobretodo cuando estos no son egoistas. Cuando se piensa en intereses colectivos se hace desde la individualidad, no creo que los grupos piensen en intereses colectivo desde el colectivo, ¿cómo es pensar en colectivo desde el colectivo? si es eso lo que planteas, no lo entiendo.
Parece que estamos hablando de lo mismo, pero en distinto lenguaje

Joha dijo...

Puede que si no nos estemos entendiendo, no podemos anular nuestro identidad para someternos a cambios, porque esa es una de las ventajas de haber formado sociedades, que cada uno tiene un identidad propia y única que defender y proteger, porque si estuvieramos solos en la Tierra no habrían diferencias que resguardar porque no habrían igualdades. Por lo tanto la individalidad y la colectividad estan estrechamente ligadas. No se anulan.

Lo que yo digo es construir y contribuir a las redes sociales desde adentro. Es decir, es actuar como individuos conscientes de que existe un bienestar común por el cual velar y por el cual ser personas modelos de nuestras causas individuales cuando estas causas respondan a beneficios para la mayoría. Si creemos en la equidad de género, por ejemplo, que mejor manera de apoyarla siendo un ejemplo viviente de que es posible. Ejemplo para la colectividad, para que los demás individuos que nos observen valoren nuestra causa y hasta la sigan. Si quieren. Ser sociacentrico es estar consciente que nuestras acciones individuales se reflejan en la colectividad. Tal vez así me haga entender mejor. :)

Amorexia. dijo...

vaya post más profundo, buen ensayo sobre la formación de criterios en la psicología e las masas, pero recuerda, que para la masa la realidad es emosional, no razonada, no importa que la causa común saliera de el razocinio de un hombre o mujer, para la masa será algo que al final se mantiene por sucesión, sin pensar en los por que.

Un grupo de científicos encerró a cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de plátanos.

Cuando uno de los monos subía la escalera para agarrar los plátanos los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que se quedaban en el suelo.

Pasado algún tiempo, los monos aprendieron la relación entre la escalera y el agua, de modo que cuando un mono iba a subir la escalera, los otros lo molían a palos.

Después de haberse repetido varias veces la experiencia, ningún mono osaba subir la escalera, a pesar de la tentación de los plátanos.

Entonces, los científicos sustituyeron a uno de los monos por otro nuevo.

Lo primero que hizo el mono novato nada más ver los plátanos fue subir la escalera. Los otros, rápidamente, le bajaron y le pegaron antes de que saliera el agua fría sobre ellos.

Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo nunca más subió por la escalera.

Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo con el que entró en su lugar.

El primer sustituido participó con especial entusiasmo en la paliza al nuevo.

Un tercero fue cambiado, y se repitió el suceso.

El cuarto, y finalmente el quinto de los monos originales fueron sustituidos también por otros nuevos.

Los científicos se quedaron con un grupo de cinco monos que, a pesar de no haber recibido nunca una ducha de agua fría, continuaban golpeando a aquél que intentaba llegar hasta los plátanos.

Si fuera posible preguntar a alguno de ellos por qué pegaban con tanto ímpetu al que subía a por los plátanos, con certeza ésta sería la respuesta: «No lo sé. Aquí, las cosas siempre se han hecho así.

deshora

Joha dijo...

Amorexia, jajaja sí está profundo, no esperaba que fuera tan controversial, pero si te entiendo. La masa tiene mente propia y muchas veces alienada de la conciencia individual.

Actuamos muchas veces por inercia, como en un trance, pero eso no quiere decir que como humanos no podamos razonar y proponer alternativas que nos hagan salir de ese trance y movernos hacía un interes común productivo, el ser utiles para nuestra sociedad nos hace sentir mejor y aceptar mejor el mundo.

De que podemos despertar y encontrar soluciones para servir como sociales podemos. Solo falta querer hacerlo. Creo yo. lol Complicado. Saludos.

wibiya widget