27 de mayo de 2010

La fantasía de la adultez

"La esperanza es el sueño del hombre despierto." Aristóteles.

Los productores viven de sueños, los comunicadores de realidades, quisiera creer que yo soy una mezcla entre ambos. Aveces muy fantasiosa y otras muy realista. Y es que la vida es más llevadera así. Han habido días donde es tanto el dolor humano que una dosis de fantasía es la única manera de afrontar la realidad y poder asimilarla fácilmente. Pueden ser segundos, minutos o días, pero ciertamente, cuando uno es joven... le duele tanto congraciarse con un mundo que tenía idealizado y que se aleja cada día más de la utopía que se había construido en su mente, que simplemente renuncia a entenderlo. Tan duro, tan real, nadie nos prepara verdaderamente para entender el mundo. Nadie puede. Ni siquiera esos padres -que nos ayudaron a crecer- pueden prepararnos para el impacto que sufrimos cuando dejamos la fantasía y la niñez y nos sumergimos en la realidad del ser adulto. Brutal. Pese a que ya tengo 24, aun conservo el mundo que veía cuando era niña. Aunque cada día es un reto, lo confieso.

Aun recuerdo "el antes", recuerdo como la fantasía se adueñaba de mi mundo y me causaba que hablara con el viento, que creara duendes en mi mente, que se escondían, a costas de mi imaginación, en los patios traseros de las casas.

La fantasía, los sueños, nos ayudan a vivir, a comprender lo incomprensible y si los usamos con sabiduría pueden hacer más fácil nuestra vida. Sin embargo, el hombre suele renunciar a su niño cuando crece y ese rechazo le provoca la realidad lo abrume y no tenga mecanismos para defenderse. La fantasía, el imaginar un mundo más limpio, más bueno, con mejores personas y causas realmente valoradas, es lo que nos ayuda a seguir. ¡A luchar! Es la fantasía de la adultez, la esperanza de una salida, de una solución para una realidad que es tan dolorosa, que sin esa fantasía, no podríamos encontrar razones suficientes para vivir, ni luchar por un mundo decadente.

Llamémoslo esperanza, fe, sueños... ¡Una alternativa! ¡Como me gusta la mezcla entre realidad y fantasía! No soy solo productora ni comunicadora, soy una mezcla de ambas, todos lo somos, la realidad y la fantasía se pelean en nuestra mente por un espacio para comprenderlo todo, si renunciamos a una de ellas no tendremos completo el panorama. Seremos locos o suicidas caminando por las calles. Con ambas... ¡la vida si vale la pena y merece ser vivida!

6 comentarios:

BRILLI-BRILLI dijo...

Nunca debemos perder esos sueños,la vida no tiene sentido si no nos ponemos metas diarias,por pequeñas que sean...pero sin sueños e utopias que ronden nuestras cabezas menos sentido aún tiene la vida.

Besos

andrés dijo...

Me parece que esa es la escencia, crecemos para perder la fantasia y los sueños, para extrañarlos y pasar el resto de nuestra vida adulta buscando de nuevo esa magia en un mundo que esta lleno de imperfecciones, de errores y maldad, un mundo injusto que mata de hambre a niños, que crea guerras y es egoista.

Cada uno puede en su casa crear un ambiente sano, la desicion es propia y esperar que esa energia se proyecte al exterior...

buen post chca, saludos

KagosaVampire dijo...

Estas son de las cosas que más cuestan, porque la tv, nuestros padres, etc, nos enseñan que TODO es posible, que solo existen finales felices, que existen príncipes azules etc etc.

Y cuando nos damos cuenta que no, es como que te peguen un batazo en la cabeza...

Y se queda uno pensando, sigo creyendo esto aunque vea lo contrario o dejo de creer en sueños aunque vea milagros??

tema amplio jeje

saludos

Joha dijo...

Brilli-brilli. Una realidad absoluta, definitivamente le resta el sentido a vivir. Pero aveces olvidamos anhelar, soñar y y vivir por nuestras ideas, que aunque pueden ser idealistas, son nestras y alimentan nuestra alma. Gracias por visitar :) siempre un gusto.

Andrés. Buscar la magia en el mundo, me gusta esa idea. Suena un poco romantica jajaja pero es así la verdad. Buscamos sobrevivir, proyectar nuestro interior para irradie el mundo terrible en el que vivimos aveces. :) Saluditos.

Karo. Todo es posible, vieras como peleo yo con eso. Es cierto siempre nos han tratado de convencer qe todo lo es. Jajaja Aun dudo si es del todo bueno pero entiendo el idealismo detrás de esa visión.

Y es un batazo por detrás en la cabeza, ver amigos fracasar en el camino hacia sus sueños, a gente morir sin el menor sentido, a acostumbrarnos a tanta maldad que nos rodea. Es demasiado, casi como un chiste malvado. Pero es cierto lo que dices, "o dejo de creer en sueños aunque vea milagros", nosotros podemos convertirnos inclusive en milagros vivientes al convertirnos en seres excepcionales dentro de tanta decepción jajaja... :)

Es cierto el tema es amplio. habrá que desarrollarlo luego más.... Un abrazo, gracias por visitar.

Amorexia. dijo...

lo triste es ser adultos sin la fantasía que nos alimentaba de niños, es perder la perspectiva, hundirse en la sutileza de la marea que nos arrastra.

deshora.

Segismundo dijo...

lo has dicho claramente: utilizar la fantasía con sabiduría. Creo que eso significa no perder la capacidad de asombro, que es algo que el paso de los años nos roba de nuestras vidas.
La cuestión está en descubrir como utilizar realidad y fantasía en forma equilibrada, pues los limites entre uno y otro no está claramente definido y cualquier decisión que tomemos puede llevarnos a buenos o malos caminos.
Vivir es un desafío.

saludos

wibiya widget