13 de junio de 2010

El ejemplo

Encontré en el periódico un ejemplo de lo que es ser sociocéntrico, un adulto mayor de 79 años se ganó la lotería y renunció a su pensión del régimen no contributivo para que alguien más pudiera disfrutarla.

Cuando nos damos cuenta de que nuestras acciones afectan a la colectividad, para bien o para mal, y hacemos algo al respecto, es cuando aceptamos ser sociocéntricos, miembros proactivos de una sociedad.

Podríamos decir que esta acción -de renunciar a la pensión no contributiva- es solidaria, y lo es, pero más allá de la solidaridad está la conciencia de un individuo que sabe que sus acciones pueden comprometer el bienestar social, el cual se ve reflejado en una nueva persona que podrá recibir la pensión y tendrá una mejor calidad de vida, tanto para ella como los que la rodean.

Podemos cambiar nuestra sociedad desde nuestro propio accionar. Que cada decisión puede afectar al resto y si nos volvemos conscientes de ello podremos funcionar mejor socialmente. Seremos útiles, y fomentaremos a que otros lo sean. Lejos de pensar en ideologías políticas que se dirigen a repartir todos los bienes o a conservarlos todos a costas de los demás, es asumir una posición realista y humanitaria para el bienestar de nuestra sociedad.

Si este señor que vivía en pobreza extrema es capaz de realizar una acción tan ejemplar, quienes somos nosotros para no hacerlo. El no renunció a su individualidad, no repartió su lotería, sino solo tuvo consideración. Supo entender que no estaba solo en el mundo, y actuó en consecuencia. ¿Qué les parece?

Espero quede más claro, y vean mejor mi punto... :)

Les dejo la nota por si no la han visto. Anciano renuncia a su pensión tras ganar la lotería

5 comentarios:

andrés dijo...

Un ejemplo de honestidad sin duda y por lo general lo encontras en la gente mas humilde, como si el dinero a travez del tiempo te corrompiera.

Me alegra saber que hay gente con integridad en la calle, que esta dispuesta a dar sin que se lo exijan - que piensa en los demas, en el colectivo.

Un abrazo Joha

KagosaVampire dijo...

Como que pasa que entre más dinero tienes menos aprecias las cosas simples de la vida... lo curioso es que este señor tiene mucha plata ahora y eso no le impidió hacer lo correcto.

Y es que nos enseñan que hay que ser "vivos", que el que es tonto ni dios lo quiere, the more we have the happier we are, etc, etc

y la pregunta es, cuantos de nosotros haríamos lo mismo?

Creo que no debemos pensar en los demás solo cuando tenemos plata, con lo poquito que tenemos siempre podemos ayudar a alguien más

BRILLI-BRILLI dijo...

Es una buena decisión,pero al final el que sale beneficiado es el Estado,tal vez habría sido mejor entregar todos los meses esa pesión a algún necesitado.Pero repito..me quito el sombrero ante esta persona.

Besos

P. Vargas dijo...

Wow, la verdad Joha, tuve que ir al link que señalaste porque me costo creerme la noticia. Y sabes, es doloroso, estamos tan acostumbrados al mundo que vivimos que nos cuesta creer este tipo de historias, cuando debería ser el contrario, que la maldad y la ironía sean casos aislados, y no parte de nuestro entorno diario.

En, fin... que buena nota, creo que a muchos nos llega en el momento necesario para no perder la esperanza en la humanidad, y aquellos que nos rodean día con día...

Sorry por ausencia de paso, estabamos acomodándonos con el horario en nuestro trabajo, pero ya estamos de vuelta, nos seguimos leyendo, un abrazo!

Amorexia. dijo...

es una verdadera lección de ética y de solidaridad, esa que tanto alardeamos los tico, no sé en que planeta...

deshora

wibiya widget