3 de mayo de 2010

¡Qué rico llorar de risa!

Hay personas que dicen que yo soy mala porque me río de la desgracia ajena. Y es que no puedo evitarlo, me encanta reír. Y río tanto que se me va el aire, me duele el estomago y mis ojos se empañan. Río de mis maldades ya que aveces me gusta jugarles bromas a mis amigos. Río cuando alguien se tropieza, cuando alguien se cae, siempre y cuando haya sido una caída suave y este en el suelo riendo entre quejidos. Es demasiado rico reír. Creo que es mi acción favorita, y lo bueno es que, según la ciencia, la risa es contagiosa.

Hoy reí de más a ver a quien le contagiaba mi alegría, y resulta que muchos terminamos llorando. Inclusive la profesora nos regañó. La risa quema calorías, suaviza el alma y es la mejor forma de sentirse vivo, saludable y completo. Podemos reir de nada, o de todo. Reírnos solos, de nosotros mismos, cuando estemos aburridos...

Siempre he pensado que la persona que no se puede reir de si misma falla en la autocrítica. Falla por miedo, no puede concebir una burla ni siquiera sobre si misma. Es triste. La mejor manera de combatirlo, es aprender que nosotros no somos perfectos ni tenemos que serlo. Si cometemos un error al hablar, y se rien de nosotros, riámonos con ellos... sin miedo. Después de todo el que ríe de último ríe mejor. Al aprender a reírnos de nosotros mismos, de los demás (sin ser groseros), de la vida, de las penas, y de todo, podemos crear una vida más divertida. Recuerdo una vez en la escuela que me reí tanto que me mandaron a la dirección, bueno, después de todo estábamos en un acto cívico y ahí la risa no era bienvenida, pero ese recuerdo siempre me trae satisfacción...

Saben... las penas con risa no duran. Cuando caemos, la risa nos ayuda a levantarnos y seguir adelante, cuando nos deprimimos, la risa ayuda a encontrar razones por las cuales vivir. La risa es una gran amiga. Excelente aliada.

Otro beneficio de reir es que se hace en un lenguaje universal, hasta los bebes, niños y los extranjeros nos entienden cuando reímos. La risa es un símbolo de paz, de comunicación superior y está a nuestro alcance. Tenemos todo para hacerla, es gratis, deliciosa, y si se ríen por mas de media hora se los juro que serán otras personas. Inténtenlo. Prueben propagar la risa, es divertidisimo, enséñenles a sus allegados las propiedades medicinales que tiene... Vívanlas. Que nadie nos puede quitar lo reído. ¡Desternillense de la risa! y luego me cuentan...

5 comentarios:

Alvaro dijo...

Nada más delicioso que reírse. Ayuda a aplacar las penas y a sentirse mucho mejor. Y es mejor cuando uno logra hacer que una persona que pasa por una pena, se ría: esta se siente bien y uno también.

Hay que ver la vida como una comedia, claro, respetando también que hay límites.

Saludos,

andrés dijo...

nadie es perfecto ni deber serlo... me gusto esa frase en paleta chica.

La risa es tan buena que creo por eso a veces escasea, es necesaria por que de verdad te inyecta nueva energia, nada mas rico que llorar y ahogarse de la risa.

Yo soy de los que no puedo contenerla cuando estoy jodiendo a los amigos y me gusta vacialarlos jejeje

Buen post chica, a reir todos! hasta de las maldades

Joha dijo...

Creo que la gente piensa que entre más crece debe dejar de reir, hacerlo con moderación como si fuera un vicio. Y nada más lejos de la realidad, reír no es vicio es una medicina para la "amargazón"

Pero es cierto, hay que respetar los límites como dice Alvaro. Aunqe a mi aveces me cuesta. :) Es necesario encontrarlos sino nos quedamos sin amigos.

A mí tb me gusta vacilar a mis amigos, como a Andrés, y es que... ES NECESARIO. Además de divertirnos los ayudamos a afrontar las sorpresas.Jajajaja. Yo vacilo a mi abue todo el tiempo...

Me gusta el dicho: él que mucho se ríe de sus maldades se acuerda. Propongo bromear bastante para siempre tener razones por las cuales reir.

Saludos... Gracias por comentar. Un abrazo y un beso, ahí se los reparten jajajaja.

P. Vargas dijo...

Pues es de las partes más hermosas que compartimos cada día. Difiero de reírme de alguien, pero si es sabroso hacerlo carcajadas cuando pasa algo gracioso, sobre todo si se trata de nosotros. Sin embargo, no hay nada más hermoso, cuando esa sonrisa la compartes con un ser querido...

Me encanto tu post señorita, un enorme abrazo, nos seguimos leyendo!

Amorexia. dijo...

Quizás entonces un día, por simple asociación y adoctrinamiento, al llorar de tristeza, nos dé tyambién por reir, buen ejercicio seria para el alma.

deshora

wibiya widget