6 de septiembre de 2009

Es Solo una cuest{on de actitud


No voy a hablar de la canción de Fito Paez pero... como me gusta esa frase.

Como he experimentado en mi vida, casi todo cambia cuando modificamos nuestra actitud. Y no crean que lo que quiero en esta entrada es aleccionar ni mucho menos, de hecho… algo que yo hacía era poner excusas sobre el estado de mi retentiva memorística.


Lo único que busco es mostrar un ejemplo de: cómo las capacidades pueden llegar a un punto mínimo si se toma una actitud errada como la mía.

Yo siempre creí que no era buena memorizando, ciertamente después de muchos años llegue a comprender y a aceptar que no había nacido con ese don. Y por mucho que desee haber nacido con esa cualidad innata creo que Dios me dio otras para balancear mi vida. J


Siempre olvidaba fechas, cosas, días especiales, tareas, etc. En muchas cosas dependía que me dijeran si olvidaba algo, llamaba para hacer las tareas (porque faltar con ellas, ¡no creo!) y siempre me quejaba de exámenes memorísticos que en mi opinión no servían para ni un comino.


Llegó al punto que creía que iba ser la primera adulta joven con Alzheimer. Y no se rían, en serio lo creía. Pero luego después de obsesionarme con mi poca memoria y con la enfermedad me di cuenta que lo que yo tenía era un problema, sí; pero el problema era que yo estaba dejando a mi memoria ser vaga… es decir… estaba trabajando con una memoria mínima cuando tenía una capacidad ilimitada como todos.


Cuando deje de hacerlo fue como recuperar parte de mi inteligencia. ¡Qué divertido! Y es que suena casi ridículo e increíble, pero realmente cualquiera que me conozca a fondo puede confirmarlo y hasta quejarse de lo mucho que los hice padecer por mi pereza mental.


Hoy afronto la porquería de exámenes memorísticos como retos. Quizá no piense bien de ellos, pero no quiere decir que utilizando mi memoria y mi capacidad de raciocinio juntas, no tendría resultados fabulosos para aprender.


No soy como la estrella más brillante en el firmamento de la galaxia llamada memoria, en esa conste, pero hago lo que puedo y hoy lo que se me olvida es mínimo. Todo gracias a un cambio de actitud patrocinado por Fito y a los documentales de HBO acerca del Alzheimer Proyect. Les recomiendo ambos… ¡Suerte!

¡¡¡Tambien les dejo un capítulo de mi programa favorito en esta materia, creo que es el único!!!


wibiya widget