3 de agosto de 2010

Alma mía, a pesar de los pesares sigues viva...


Aveces escondo mi alma, la escondo en lo más profundo de mi y me olvido de ella. Cada vez que me levanto espero... espero que siga viva. Pero es tanto el miedo que tengo a perderla, que no la veo y dejo que se empolve de soledad, de tristeza y de miedo, hasta que no aguanto más y la encuentro en mi pecho refugiada, tan bella y agradecida como siempre, tan segura que nunca me olvidare de ella. Translucida pero viva. Llena de deseos, de esperanzas, y de sueños que se esconden entre la suciedad de ser vivo. Aunque me derrumbe ella es la corriente que me regresa a mi sitio, a ese espacio de paz y tranquilidad que encuentro cuando el mundo es mi vida, cuando yo soy el mundo.

Alma mía, cuanto siento que sufras mi vivir. La risa es mi pago por tu profunda agonía, espero reir y reir, hasta que un día logre pagarte lo que has hecho por mi vida.




4 comentarios:

andrés dijo...

Es la que nos dice que estamos vivos, la que nunca cae derrotada, esa energia que nos mueve a seguir adelante. Muchos la descuidan tanto que se ensucia y los impulsa pero a cometer terribles actos asi que Joha refugiada a veces pero siempre buena y hermosa el alma tuya.

Excelente post - un abrazo big

Amorexia. dijo...

el miedo solo estorba, yo por eso mejor lo erradique de mi vida, y cuando vuelve a mi con su mariposeo incesante, me lo fumo en un cigarro que sabe extraño & amargo, mientras recuerdo a tantos y tantas que se han ido.

deshora.

KagosaVampire dijo...

nuestra alma no se puede esconder por mucho tiempo... dejala libre, al igual que tu corazon... ellos mandan al fin y al cabo

RECOMENZAR dijo...

Hermosa imagen lo mismo que el texto me voy con un sabor dulce en mi aliento

wibiya widget